DEBLA

Hola a todos, hoy quiero daros una receta de un dulce tunecino. Como much@s de vosotros sabréis, las mejores recetas nacen a menudo de la imaginación de cocineros que se enfrentan a la confección de un plato improvisado, utilizando solo los ingredientes de los que disponen en ese momento, en este momento tenemos que revelar todo nuestro talento e imaginación.

Esto le ocurrió a la protagonista de esta receta, una abuela residente en Livorno, en la Toscana, se afanaba en preparar un rico postre para sus invitados inesperados, en su humilde casa, la señora Boccara, que asi se llamaba la protagonista, no disponía en su despensa más que de algunos huevos y harina. Con estos ingredientes básicos, elaboró una masa y le dio una forma original. A continuación frió esta masa en aceite hirviendo, notándolos un poco secos y sosos, tuvo la genial idea de bañarlos en miel.


A comienzos del siglo XIX acababan de ver la luz los Manicotti. Bastantes años más tarde, las cuatro hijas de la abuela partieron, hacía Túnez. En el seno de su familia siguieron confeccionando este postre de sartén, perpetuando así la creación de su madre. La receta familiar se refino y se perfumó con la adición en particular de agua de azahar a la miel. Los Manicotti se dotaron también de granos de sésamo o de harina de pistacho, estas golosinas pasaron a continuación al patrimonio culinario tunecino. Llamadas Debla, en lengua árabe, también se las conoce por el nombre de guednin el cadí, " oreja de juez".

Muy apreciadas por los tunecinos, las debla se degustan esencialmente durante las reuniones familiares. La abuela de esta historia habría estado orgullosa de saber, un siglo después de su postre improvisado, que su talento sería reconocido.

Y ahora vamos con la receta

INGREDIENTES:

100 gr. de harina de trigo HARICAMAN
1 huevo
1 cucharadita de maizena
aceite de girasol para freir

Para el almibar:

50 gr. de miel BEE-HONEY
el zumo de medio limón
250 gr. de azúcar extrafino
100 ml. de agua de azahar

Decoración:

granos de sésamo




En primer lugar en un bol, echaremos un huevo y lo mezclaremos con las manos con la harina, hasta obtener una masa homogénea, parecida a la masa del pan, la taparemos con un paño limpio y la dejaremos reposar durante 30 minutos, mientras tanto molemos los pistachos en un mortero, al cabo de los 30 minutos, espolvoreamos la mesa de trabajo con la Maizena y con ayuda de un rodillo extendemos la masa, para que la masa nos quede más fina la pasamos por la maquina para pasta ( que por fin la estrene), 


cortamos la masa en tiras largas y con ayuda de los dedos vamos enrollándolas, en este paso preparamos el almíbar, poniendo en un cazo todos los ingredientes: la miel, el agua de azahar, el zumo del limón, el azúcar y un poquito de agua. Ponemos en una sartén aceite y lo calentaremos y cuando este esta caliente, vamos echando la debla, le damos la vuelta, los escurrimos, lo pasamos por el almíbar 



y los decoramos con el pistacho molido y el sésamo.


Os ha gustado un dulce rápido y muy rico, el almibar contraresta, la sequedad de la masa y lo hace muy rico para el paladar con un aroma y un sabor a agua de azahar, miel y pistachos fabuloso.

En esta receta han colaborado mieles BEE-HONEY, de la que ya os he hablado en otra ocasión y 
Pistachos NAZARIES, empresa de la que os voy a hablar ahora.




Pistachos NAZARIES es una empresa familiar, con una dilatada experiencia en el cultivo del pistacho en Andalucía, siendo pioneros, con una trayectoria de casi 30 años, con un intenso trabajo, busqueda y selección del mejor fruto, ofreciendo un producto único en el mercado.



Los campos de cultivo cuentan con una ubicación privilegiada en cuanto a clima y suelo se refiere, con abundantes horas de sol que permiten al fruto llegar al punto optimo de maduración en el árbol.

Unicamente destinan a su tostado y envasado aquellos pistachos que superan los rigurosos controles de calidad, sin otro ingrediente añadido que el toque exacto de sal, llegando al consumidor con todas sus propiedads intactas, gracias a su envasado. Con un sabor inigualable que mantiene la suavidad y frescura del fruto recién recogido del árbol.


Haciendo la delicia de los paladares más exigentes, al igual que dar un toque perfecto a nuestros platos y postres.


Aqui os dejo su pagina en Facebook y el link para ir a su tienda online, si quereis probar unos deliciosos pistachos, visitar y adquirir este producto de calidad










MUCHOS BESOS A TOD@S Y FELIZ MARTES Y A LOS QUE SOIS DE MADRID FELICES FIESTAS DE SAN ISIDRO

Muchas gracias por vuestros comentarios y por vuestras visitas y os animo a participar en mi sorteo, aqui os pongo el enlace. pichad en la imagen y os llevara 


34 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Gracias Rocio, por tu visita y tu comentario, besiños

      Eliminar
  2. Habrás notado que es la misma masa que la de los fideos. En Italia se hace la chichiriquiata que consiste en hacer cilindros del grosor de un dedo meñique que luego se cortará en trocitos de 1cm. Se frien y luego se pasan por almíbar.
    Probaré la técnica de enrollarla.
    Saludos hoy desde http://siempreseraprimavera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norma, muchas gracias por la información, no lo sabía,tomo nota y yo probaré a hacer los chichiriquiata, besotes

      Eliminar
  3. wat a fab recipe ..thanks for sharing..:)
    Tasty Appetite

    ResponderEliminar
  4. Unos dulces de lo más ricos, me ha encantado la historia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmela, como decis, la historia de la receta tiene un encanto especial, eso hace que la receta, te guste más, besos

      Eliminar
  5. Me encanta la historia de la receta, sobre todo porque es una delicia culinaria, además de deliciosa, y saber de donde procede, le da un encanto especial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, seguro que si supieras de donde vienen las recetas de antaño, las hariamos con más cariño y desde luego como tu dices la receta tiene un encanto especial, besos

      Eliminar
  6. Te ha quedado de lujo ! riquisimo! Feliz dia y besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vivi, feliz día para ti también, besos

      Eliminar
  7. te quedaron genial, tienen que estar buenisimos, a mi estos dulces me gustan mucho. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, seguro que a la abuela Boccara, le quedaron mejor, a mi todavia me queda mucha practica con el aparato de hacer pasta, pero el sabor era buenisimo, besos

      Eliminar
  8. un dulce genial y una historia estupenda. me encantan las entradas de los blogs que cuentan cosas interesantes :)
    besazos!!!

    ResponderEliminar
  9. Maravilloso dulce, me encanta, mil gracias por la aportación, me ha encantado leerlo.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Tienes una entrada genial...... ay .... ue tienes la maquinita d ela pasta, yo la queiro pero claro, no se si es facil hacerla.....


    Un beso y Buen día de fiesta.......

    ResponderEliminar
  11. me parece una receta espectacular, un dulce nada empalagoso y ligero, te felicito
    A Vista de Mo

    ResponderEliminar
  12. ¡Me encanta! Siempre me ha encantado conocer nuevas culturas, y la cocina es una muy buena forma de hacerlo. Qué rica, me recuerda un poco a las 'baklava', que un día las tengo que hacer jejeje. Te ha quedado un postre muy rico y fácil de hacer. Un besazo reina :)

    ResponderEliminar
  13. Hola, quebuenos dulces para acompañar un buen te con men ta. me encanta la cocina arabe y desconocia el origen de los Deblas, te han quedado perfectos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Que curioso me ha encantado la historia del nacimiento de estos dulces, la verdad es que tienen una pinta riquísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Que dulces más ricos, me encantan los dulces arabes y la historia muy bonita .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado mucho la historia de estos dulces tan ricos. La verdad es que la dulcería arabe es una delicia y preparados por ti aún más. Besitos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Un postre muy rico,me gusta el sabor de la miel en los platos dulces.besinos

    ResponderEliminar
  18. Sofía que sencillo tal y como lo preparaba aquella señora, este baño de miel lo hace buenísimo y con los frutos secos por encima ya ni te cuento, vamos que con lo fácil que lo has pintado habrá que hacerlo YYYAAAAAAA!!!!!
    No fui a la kedada Sofía no pude porque los sábados trabaja Dani, mi marido, y tenia partido de futbol con el peque. Otra vez será.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Qué buenísimos, con lo que me gustan las masas fritas y encima con miel! Un placer para el paladar!
    Las abuelas siempre tienen unas ideas geniales, quién le iba decir hasta dónde iba llegar su receta?
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. no conocía este dulce pero tiene que estar delicioso como todos los que hacen allí, me apunto la receta..
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  21. Curiosa la historia de estos dulces y su evolución, no se imaginaba su creadora hasta donde llegarían, pero tú los has bordado, te han quedado espectaculares.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios, tengo que decir que me encantan las historias que llevan detrás una receta y esta historia me gusto muchisimo y quería compartirla con vosotr@s, además como dice Inma quién le iba a decir a esta abuela hasta donde llegaría su postre, besos y feliz miercoles

    ResponderEliminar
  23. Se ven riquísimos estos dulces! y los pistachos me fascinan!

    ResponderEliminar
  24. Sofía, me encantó este post y por supuesto me deleito con estos dulces. Un beso,

    ResponderEliminar
  25. No conocía este dulce, te han quedado estupendos desde luego se ven muy ricos, con un paso a paso sensacional y con un post muy completo me ha gustado leer de donde procede esta receta, los pistachos se ven de lujo mmm con l oque me gustan a miiii besitos

    ResponderEliminar
  26. Una receta y un homenaje de uno de los dulces favoritos de mi madre :o)
    Te han quedado estupendos y yo ya no los veo tan imposibles de preparar en casa, vamos que es cuestión de meterse manos a la obra :o)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  27. Hay que ponerse manos a la obraaaaaaaaaaaaa. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Tus comentarios siempre son importantes para mi y hacen crecer este pequeño espacio que con tus palabras lo hacen grande

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...