YEMAS DE SANTA TERESA (TRADICIONAL)


yemas-santa-teresa-tradicional1

RECETA DE YEMAS DE SANTA TERESA TRADICIONAL

 De nuevo comenzamos la semana y para que no nos amargue, vamos a comenzar con una receta dulce, ¿os apetece?,  aunque últimamente me está dando mucho por el dulce, será porque se acercan esas fiestas, que para muchos es una nota de alegría, aunque para otros, siempre tendremos en el recuerdo la falta de seres queridos, pero solo ver la felicidad que hay en la mirada de los más peques, se te quitan todos los males. ¿Quién no ha oído hablar de las famosas Yemas de Santa Teresa?, típicas en Ávila,  El que pase por esa maravillosa ciudad y no compre unas yemas  no tiene perdón, pero para solucionarlo, si es que se os han olvidado y vuestros familiares a la vuelta os las reclaman, yo os doy la solución, que en cuestión de una hora las tenéis listas y estoy segura que no notan la diferencia, ya veréis que fácil es hacerlas.




yemas-santa-teresa-tradicional2

Estoy como una posesa, preparando dulces, pero entre dulce y dulce de Navidad, cayó este otro dulce, que aunque no es precisamente  navideño, bien puede ir acompañado con un buen café en esas sobremesas que organizamos, después de tan copiosas comidas.  Soy amante de la repostería y sobre todo de la repostería tradicional española, si me dan una receta de galletas de nata o de mantequilla no tardó nada en hacerla y ya no os digo que si consigo la receta de unas rosquillas de Alcalá o de unos casadielles muero por hacerlos, las recetas tradicionales no deben de dejarse en el olvido y por supuesto guardarlas como oro en paño.

Pero antes voy a contaros lo que he encontrado por Internet sobre ellas.

El origen de este elemento repostero es incierto, existiendo diversas historias al respecto. Una de las teorías acerca de su origen se centra en la posibilidad de que se remonte a un origen de la cocina andalusí. Es conocido que la "Flor de Castilla" es la primera pastelería en comercializarlas con la denominación "Yemas de Santa Teresa" a mediados del siglo XIX. El obrador Don Isabelo Sánchez, dueño y fundador de la pastelerías de Ávila "La Dulce Avilesa" (conocida en la actualidad por la "Flor de Castilla") en 1860 comercializa el dulce bajo la denominación Yemas de Santa Teresa. Finalmente fue registrada como una marca registrada por él. El éxito del dulce hizo que otros reposteros hicieran el mismo dulce con la denominación "Yemas de Ávila". Otra de las ideas acerca de su origen procede de la elaboración de la repostería monacal del Convento de Santa Teresa de Ávila antes de la Reforma Carmelita. Por eso su nombre es en honor de Santa Teresa de Jesús, fundadora de las Carmelitas descalzas.


YEMAS DE SANTA TERESA O DE ÁVILA


yemas-santa-teresa-tradicional3

INGREDIENTES YEMAS DE SANTA TERESA 


12 yemas de huevo
175 gr. de azúcar 
125 ml. de agua
Un trozo de canela en rama 
La corteza de un limón
Azúcar glas

yemas-santa-teresa-tradicional4

PREPARACIÓN YEMAS DE SANTA TERESA O DE ÁVILA

- Comenzamos preparando un almíbar con el azúcar y el agua, al que añadiremos la corteza del limón y la canela.
- Le damos vueltas con una cuchara de madera, hasta que alcance el punto de hebra o de bola fuerte.
 ( es decir que cuando caiga el almíbar al levantar la cuchara, sea un hilo consistente).
- Mientras tanto, entre vuelta y vuelta con la cuchara, vamos separando las yemas de la claras, las claras las guardaremos para otra receta ( que aquí no se tira nada).
- Las yemas las colocaremos en un bol y las batiremos ligeramente.
- Cuando el almíbar ha alcanzado su punto, retiramos del fuego y agregamos las yemas, pasadas previamente por un colador.
- Volvemos a poner el cazo con el almíbar y las yemas al fuego bajo en mi vitro a 4 y sin dejar de dar vueltas con la cuchara de madera, hasta que se forme una pasta que se desprende de las paredes del cazo

yemas-santa-teresa-tradicional5

- Retiramos del fuego y en el mismo cazo dejamos enfriar.
- Cuando ya esta frío, espolvoreamos la mesa de trabajo con azúcar glass y colocamos la pasta.
- Formamos un cilindro, impregnado de azúcar glass.
- Vamos cogiendo pequeñas porciones, siempre con las manos impregnadas de azúcar glas, para que no se nos pegue la pasta.
- Damos forma de pequeñas  bolas, pasamos o rebozamos por azúcar glas.
- Las colocamos en cápsulas pequeñas.

yemas-santa-teresa-tradicional6

Y LISTA PARA EL CAFETITO

¿Me acompañais?


Son unos bocados deliciosos, que se deshacen en la boca, ¿Os vais a quedar con las ganas de prepararlos?

yemas-santa-teresa-tradicional7

Os espero con el café y unas yemas de Santa Teresa que están para chuparse los dedos.


Besotes

Sofía

26 comentarios :

  1. Las yemas me dan un poco de miedo por lo delicadas que son, pero a ver si me animo con éstas para la Navidad pues son sencillas y deben quedar muy buenas, por lo menos a tí te han quedado perfectas.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Ñammm.... encima nos lo presentas tan bonito que cualquiera se resiste a probar alguna.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta como te han quedado, yo hace mucho tiempo que no las hago, estan muy ricas, y la elaboración me encanta.
    Beso grande
    Ettore

    ResponderEliminar
  4. Las probé en mi viaje de fin de curso y desde entonces soy fan incondicional de estas pequeñas y deliciosas bombas calóricas. Me llevo la receta para darme un capricho.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Este año tengo que animarme con las yemas de santa teresa... te puedes creer que nunca he probado caseras y comido escasas veces?
    Y al ver la receta tampoco parecen tan difíciles... así que con tu permiso me la llevo!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Adoro las yemas de Santa Teresa, son uno de mis dulces favoritos. Y aunque tengo la receta adaptada a Thermomix nunca me ha dado por hacerlas caseras. Viendo el resultado de las tuyas me voy a lanzar sí o sí. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Con tu permiso yo me tomo una, son deliciosas.

    ResponderEliminar
  8. No me extraña que no te quedara ninguna, jajaja...voy a mirarte las glorias a ver...
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. No le diría yo que no a una de estas ricas yemas que has hecho y que tan bonitas te han quedado, lo malo es que a lo mejor con una sola no me conformo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me vengo volando...ya salgo para el aeropuerto de Girona....déjadme aunque solo sea una...jajjaaaa....el cafetito lo traigo yo !!!!!!!!!....auuuffffff...con lo que llueve mejor cojo tu receta y me voy para la cocina que con tus consejos seguro que no fallo...les pondré de nombre "YEMAS SOFÍA "...en casa fliparán en colores con esa ricura.
    Mil besitos tesoro y no te preocupes que a mi tambien me pasa no doy para más hija....las horas parecen minutos en mi reloj......un abrazo enorme para todos !!!!!

    ResponderEliminar
  11. De los dulces mas ricos que existen por lo menos para mi, tienen un sabor tan delicado...yo no me conformo con una sola esperame con unas cuantas, un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Maravillosa la receta, delicada la presentación y elaborada la documentación. Con tu permiso voy a ampliarte un poquito el origen de muchos de los dulces "monacales" elaborados a base de yemas: se elaboraban con yemas porque estas eran las que sobraban de los huevos que utilizaban los monjes en sus bodegas, me explico: para quitar las impurezas del vino los monjes utilizaban las claras de huevo batida y con las yemas elaboraban recetas de cocina, casi todas ellas dulces...(no sé donde lo leí, pero así lo aseguraba) fíjate que maravillas nos han dado los conventos en la gastronomía, ja ja Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. este doce esta perfeito e maravilhoso como eu mesmo gosto adoro todo doce que leva gemas bjus querida

    ResponderEliminar
  14. Mi querida ,
    empezar la semana con estos dulces magníficos e irresistibles demasiado buenos !

    Besos , gran semana ♥

    ResponderEliminar
  15. Que delicia guapa, es un postre de lujo besosss

    ResponderEliminar
  16. Me encantan comeria muchas mas si no fuera por que me suben el colesterol!!besos

    ResponderEliminar
  17. ¿Y si te digo que nunca comí Yemas me crees? jejeje

    En serio ... no ha surgido nunca la ocasión de probarlas, y se ve un bocado muy delicioso aunque también muy dulce ¿no?

    Ahora te tocará hacer macarons o algún bizcocho con tanta clara jajajaja

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Algo que se sale por como estan, en el que en estas fiestas no puede faltar por como estan, pero si son como las que tu nos traes quiero todo el año yemas de santa Teresa, que lujo y que bien te ha quedado. Besos

    ResponderEliminar
  19. Ummmmmmmmmmmm seguro que estaban de rexupete ademas te han quedado de relujo, a ver si tengo tiempo y las hago este año que a mi madre y a mi nos encantaaaaaaaraaaaan seguro.
    Bicos mil wapisimaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  20. Sor riquísimas ...salvo el colesterol que llevan pero un día es un día!!! excelentes!

    ResponderEliminar
  21. Que ricas!! Que buena pinta tienen. Yo no las he hecho nunca porque pensaba que eran muy dificiles de hacer pero con tu receta haber si me animo. Besos

    ResponderEliminar
  22. Un paso a paso fabuloso, me encantan, la del mordisquito se ve fantástica. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  23. Que ricas Sofia ¡¡¡ te han quedado muy bonitas y seguro que están deliciosas, yo las he probado un par de veces y me encantan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Ummmmmmmh!!!!!! Qué bocado Sofía!!!! Uno de los más deliciosos que existen, siempre que visitamos Ávila es imposible resistirse a comprar una cajita!!!
    Te han quedado preciosasss!!!
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar

Tus comentarios siempre son importantes para mi y hacen crecer este pequeño espacio que con tus palabras lo hacen grande

Quizás también te interese: