POLOS O PALETA DE CEREZA Y QUESO

polos-cereza-queso1


CÓMO PREPARAR POLOS DE CEREZA Y QUESO


Algo que no podemos negar las mujeres que nos gusta la cocina es que siempre andamos en busca de algún cacharrito nuevo para nuestra cocina, el otro día en un rato que tuve, porque últimamente el tiempo me come, me puse a mirar en internet y me tope con Lionshome, me encantó y me puse a echar una ojeada, una de las ventajas que tiene  es que trabajan con las mejores tiendas y que hasta en algunos casos si te apetece puedes ir tu mismo a recogerlo a la tienda. Una de las cosas que me apetecía comprar era una heladera, la mía se estropeo hace tiempo y quería comprar otra y en menos de 24 horas tuve mi heladera en casa, aunque en el caso de estos polos de cereza y queso no me hacía falta, sabía que la iba a dar mucho uso, con otro tipo de helados. Me había traído una buena amiga unas cerezas de su pueblo y tenía que darlas un buen uso y creo que con estos polos lo he conseguido ¿Quieres saber cómo se preparan estos polos? acompáñame y te lo explico.




polos-cereza-queso2

HISTORIA DEL HELADO 2


El otro día os contaba en el helado de queso y nueces, algo sobre la historia del helado, hoy lo  reanudamos.
En el siglo XVI se descubrió que el nitrato de etilo mezclado con la nieve producía temperaturas muy bajas lo que influiría de manera importante en la fabricación de helados. Cuando Catalina de Médici contrajo matrimonio con Enrique II de Francia, ella hizo que su cocinero llevará las primitivas recetas de helados a la corte francesa, guardándose las mismas con mucho secreto. En Francia se añadió huevo a las recetas. Una nieta de Catalina se casó con un príncipe inglés, llevando así el helado a Inglaterra. De esta manera, se difundieron estos productos en Europa llevándose luego a América durante la época de la colonización.
En el año 1686, el siciliano Francesco Procopio dei Coltelli abrió en París un establecimiento, llamado Café Procope, quien alcanzó gran fama por sus helados y su café. El rey Luis XIV lo llevó a su presencia para felicitarlo por su producto. Se puede considerar a este establecimiento como la primera heladería. Se dice que bajo Luis XIV comenzaron a prepararse los helados de vainilla y de chocolate, más tarde los de crema de leche.
Un gran paso en la industria heladera fue el descubrimiento del descenso de la temperatura de solidificación con soluciones de sal, las cuales permitían que utilizando un barreño rodeado con una mezcla de hielo y sal o de agua y sal a bajas temperaturas, se congelaran mediante un continuo  batido bebidas y zumos de frutas azucarados, dando lugar a los primeros helados de textura cremosa. De hecho, en el proceso antiguo de elaboración se hacía una mezcla de leche, azúcar, crema de leche y algún estabilizante. Esta mezcla se congelaba, agitándose durante el proceso para prevenir la formación de hielos. Tradicionalmente, la temperatura se reduce ubicando la mezcla en un recipiente, que es sumergido en una de hielo molido y sal. La sal disminuye la temperatura de fusión del hielo, absorbiendo así una mayor cantidad de calor liberado por la crema, helándola durante el proceso.
En 1913 se inventó la primera máquina continua para elaborar helados​ que constaba de un gran cilindro de acero, congelado por un equipo muy potente de frío y en la parte interior, de un batidor con aspas impulsado por un potente motor eléctrico, que mueve la mezcla continuamente hasta que dicha mezcla alcance la consistencia de una crema helada, que aunque estamos hablando de heladeras industriales, la misma composición tienen las heladeras que nosotros podemos utilizar en casa.
Existen diferentes tipos de helados, como el sorbete elaborado con zumo de frutas, se pueden presentar en polos, aunque estos pueden ser también cremosos como este, según donde nos encontramos los polos pueden recibir el nombre de paleta, helados de agua, picolé o paleta de agua, normalmente se le denomina a una mezcla de agua y zumo de fruta o colorante congelada alrededor de un palo de madera, similar al de una piruleta, la ventaja de hacerlos en casa es que vas a utilizar los mejores ingredientes y que sabes a ciencia cierta que la fruta es de verdad, nada de colorantes. Para prepararlos necesitamos unos moldes para polos que también encontré en Lionshome.

POLO O PALETA DE CEREZA Y QUESO


polos-cereza-queso3

INGREDIENTES

500 g. de cerezas lavadas y deshuesadas
200 g. de queso tipo mascarpone
100 ml. de agua
3 cucharadas de azúcar

PREPARACIÓN

- En primer lugar trituramos las cerezas en un robot de cocina o Thermomix.
- Incorporamos el azúcar y el agua y mezclamos bien.
- Por último agregamos el queso y mezclamos hasta que esté totalmente integrado.
- Pasamos la preparación a los moldes e introducimos en el congelador durante al menos 5 horas.
- Para desmoldar los polos basta con ponerlos durante unos segundos debajo del chorro de agua fría o templada y ya tenemos nuestros polos listos para sofocar estos calores.


polos-cereza-queso4

¿Habéis preparado alguna vez polos en casa? en casa estos polos o paletas de cereza y queso fueron una tentación estábamos impacientes de tomarlos y era un ir y venir al congelador a ver si ya estaban listos para tomar. puedes preparar los polos con cualquier tipo de zumo o bebida como estos de kiwi, de limón, o estos de piña colada, solo te hace falta introducirlos en un molde, congelarlo y ya tienes tu polo listo.


Besazos

Sofía

4 comentarios :

  1. Que polos más ricos, hasta para el postre me gustan.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. que buena idea! adoro las cerezas en todas sus formas

    ResponderEliminar
  3. Me encantan hacer helados en casa ya que son más naturales. Estos polos de cereza y queso deben estar de muerte. Un beset

    ResponderEliminar
  4. Ummm, qué ricos y qué color natural tan espectacualr!!!unb eso

    ResponderEliminar

Tus comentarios siempre son importantes para mi y hacen crecer este pequeño espacio que con tus palabras lo hacen grande

Quizás también te interese: